Síntomas

Los signos y síntomas son raros al comienzo del desarrollo de los pólipos. Sin embargo, a medida que crecen, se multiplican y se vuelven cancerosos con el paso del tiempo, puede ocurrir lo siguiente:

Sangre roja y brillante en las heces
Heces delgadas
Diarrea y/o estreñimiento que no se explica por la dieta o por enfermedad
Dolor, calambres o hinchazón en el abdomen
Pérdida continua de peso
Falta continua de energía
Anemia