Pruebas

Si bien la colectomía elimina el riesgo de cáncer de colon, este aumento de supervivencia origina una mayor incidencia de manifestaciones extracolónicas, algunas malignas (carcinoma periampular, papilar tiroideo) o potencialmente malignas (tumores desmoides). Por ello, es muy importante hacer un seguimiento mediante las siguientes pruebas diagnósticas (el especialista es quien debe valorar cuáles de estas pruebas hay que realizar y con qué frecuencia):

  • Ecografía anual de tiroides y abdominal.
  • Endoscopia semestral/anual del tracto digestivo alto y del colon o reservorio íleo-anal.
  • Cápsula endoscópica. Este método es útil para detectar pólipos yeyunales e ileales en los pacientes afectos de PAF.